ferminblanco.com
A LUZ DE LUPO
prototipo












2/4 [-][+]

Al igual que no se reconoce a una persona por su esqueleto la torre no recuerda la imagen externa y más conocida del monumento, sin embargo lo que se eleva en María Pita es una recreación de la estructura romana. La propia escalera del ayuntamiento acompaña en el ascenso a la parte más elevada del prototipo y permite su cómoda contemplación.


En la base de la torre el arranque del muro paralelo que en su día sirvió de apoyo a la rampa de acceso al faro da idea de la proporción original de la torre. Los huecos también han sido dispuestos de acorde a los originales de la torre romana y su estructura es abierta para contemplar las entrañas de la construcción.


La torre recibe la iluminación natural del lucernario que cubre todo el vestíbulo de la escalera, haciendo resplandecer el conjunto, el prototipo se eleva hasta los ocho metros de altura y apunta de modo desafiante a Hércules que desde la vidriera interpreta sus leyendas de gigantes y héroes clásicos.


La principal actuación de rehabilitación de la torre es obra del ingeniero Giannini en el siglo XVIII, en este momento la estructura romana es forrada exteriormente con la fachada que hoy en día conocemos donde un resalte en el aplacado de piedra simula la antigua rampa que permitía el acceso a lo alto del faro. Es una intervención en clave neoclásica apoyada en los estudios del ilustrado Cornide, a lo largo de los siglos aquellos que se acercaron al estudio de la Torre generaron multitud de teorías sobre sus orígenes y su construcción, muchas de ellas fueron desmentidas por los estudios arqueológicos de los años noventa. En la actualidad la Torre sigue guardando muchos misterios pero en general podemos afirmar que aquellos que como Cornide se acercaron a su estudio de modo racional y científico han estado siempre mucho más próximos a la verdad.


Sirva esta iniciativa como medio de explicar la torre y sobre todo como medio para interpretarla, la Torre es patrimonio vivo, ha evolucionado a lo largo de los siglos y seguirá haciéndolo adaptándose a las necesidades que le depare el futuro.